4 de agosto de 2014

Ogreten - Patatas Gratinadas

¿Sabes esas comidas "reconfortantes"? No esos platos complicadísimos que además te dejan con hambre; hablo de esos platos hechos con cosas sencillas, que combinadas, hacen algo muy rico y que te deja satisfecho (en todos los sentidos)



Esta receta es de esas (pruébala y ya me dirás). Son unas patatas perfectas para cenar entre semana, solas o acompañando unas salchichas o unos filetes de lomo por ejemplo



Y ya que estoy pues con esta receta participo en el reto de agosto de Cocineros del Mundo en Google+ en el apartado salado




Ogreten
Ingredientes
1'5 kg de patatas (aproximadamente)
100 gr aceite
100 gr harina
500 ml leche
1 cubito para caldo de verduras
1 pizca de nuez moscada
Sal al gusto
3 huevos
200 gr queso rallado o desmenuzado (mejor si es búlgaro)
100 gr queso en polvo o para gratinar
Preparación
1.- Si tienes una mandolina (gran invento) corta las patatas en rodajas, lo más grande que permita. Pon las patatas a cocer en abundante agua. Si no tienes mandolina, puedes poner las patatas enteras y cortarlas una vez cocidas; espera a que se enfríen un poco para no quemarte

2.- Cuece las patatas hasta que al pincharlas estén un poco blandas, pero que no se deshagan. Cuélalas 

3.- Mientras se hacen las patatas, vas a preparar una bechamel. Pon a calentar el aceite y cuando esté bien caliente, baja el fuego y añade la harina. Tuéstala un poco y ve añadiendo la leche poco a poco, sin parar de mezclar. Cuando hayas añadido toda la leche, desmenuza el cubito para caldo y añádelo a la bechamel. Espera a que hierva, añade la nuez moscada y la sal hasta que tenga el sabor deseado (cuidado con quemarse al probarla) y retírala del fuego  

4.- Bate los huevos y añádelos a la bechamel poquito a poco, en forma de hilo, sin parar de mezclar, para que los huevos no cuajen  

5.- Precalienta el horno a 180º 

6.- En una fuente apta para horno, pon una capa de patatas (mas o menos la mitad) y pon encima el queso rallado-desmenuzado. Pon encima el resto de las patatas. Cúbrelo todo con la bechamel y por último espolvorea con el queso en polvo

7.- Si las patatas y la bechamel están calientes, hornéalo durante 10 minutos. Si has tenido que esperar a que se enfriaran las patatas o lo has hecho con antelación, déjalo 20 minutos. Puedes dar un toque de grill al final para terminar de gratinar el queso de arriba 

8.- Sírvelo inmediatamente 

               
   
Notas
El grosor de las patatas es más o menos de medio dedo, pero no tiene que ser exacto

Si la bechamel te queda muy espesa, puedes añadir un chorrito más de leche. Piensa que es así como estará después, porque este plato se toma caliente, así que como más te guste


Si no se te ha disuelto del todo el cubito para caldo o te ha quedado algún grumo, tritura la bechamel con el pie de la batidora  
Si tu fuente para horno es pequeña pero alta, puedes hacer como si fuera una lasaña e ir alternando capas de patata/queso

Fuente: Menumag

1 comentario :

  1. Humm!! Ñan ñan!! Esto lo hago yo!!!.....el mes que viene...jejeje

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...